Edward Snowden: “Usted mismo está siendo atacado”

Snowden

Dos años después de las revelaciones del más famoso informante del mundo, la seguridad se ha convertido en un tema básico en la industria de la tecnología. “Pero aún queda mucho por hacer”, subrayó en una entrevista en directo durante la mayor feria de tecnología del mundo: el CeBIT de Hannover


Cuando Edward Snowden quiso hablar en la mayor feria de tecnología del mundo sobre seguridad, tuvo que hacerlo virtualmente. Su propia falta de seguridad sirve para demostrar la fragilidad de ese concepto. Snowden concedió una entrevista en directo con el reportero Glenn Greenwald a través de Internet, desde algún lugar de Rusia, cubierto de cortinas negras para no revelar cualquier fondo. Los asistentes a la feria de Hanover ‘batallaron’ por un asiento en la gran sala de conferencias.

Durante su entrevista, Snowden habló principalmente sobre política. Quiere volver a su casa en Estados Unidos, aunque dice que ni siquiera podría tener un juicio justo procesalmente debido a las regulaciones sobre información clasificada. También sus relaciones con Alemania no son las mejores. Aunque no lo dice directamente, está claramente decepcionado por la falta de apoyo del gobierno alemán.

 

Ataque sistemático 

Glenn Greenwald fue más duro en sus críticas: “Los países que más se han beneficiado de lo denunciado por Edward (Snowden) son los que más vergonzosamente le dieron la espalda para evitar el más mínimo riesgo a sí mismos”, dijo a propósito de la negativa alemana a considerar la concesión de asilo a Snowden.

 

"Todos ustedes están siendo atacados"

 

Al final, Snowden se dirigió al público con una advertencia: “Todos ustedes están siendo atacados”. Y explicó que los gobiernos no están buscando principalmente espiar a los terroristas, sino a personas influyentes. “Cualquiera está siendo atacado, porque tienen acceso a nuestra infraestructura y a gran cantidad de datos de las personas. Se trata de un ataque sistemático”. Y no sólo eso: corresponde a las empresas desarrollar medidas de seguridad para los periodistas y otras personas para poder defenderse.

Por último, Snowden prometió visitar CeBIT en persona si alguna vez gana su libertad. Luego, pensándolo bien, dijo: “Bueno, tal vez mejor se lo pido primero a Angela Merkel por si le parece bien”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.