Treinta ciudades apuestan por FIWARE como estándar ‘smart city’

Fiware Smart Cities

Treinta ciudades de España, Finlandia, Dinamarca, Bélgica, Portugal, Italia y Brasil se ha sumado a la iniciativa Open & Agile Smart Cities (OASC) que tiene como objetivo fomentar la adopción de principios comunes para transformar las urbes en motores de crecimiento e innovación.

La iniciativa que se presentó en la Feria CeBIT, en la ciudad alemana de Hannover, tiene como finalidad instaurar el uso de los estándares de FIWARE para fomentar así el desarrollo de aplicaciones y soluciones para las smart cities. El objetivo de este importante acuerdo internacional es fomentar que las ciudades adopten una API estándar de código abierto implementada en FIWARE, es decir, un lenguaje común destinado a solventar de forma sencilla la recolección, publicación, consulta y suscripción de la información para todas las ciudades. De esta forma, todas las urbes implicadas colaborarán en la definición de modelos de estándar comunes para la gestión de datos abiertos.

Este aspecto es de suma importancia ya que, como explicó Jarmo Eskelinen, CEO de Forum Virium de Helsinki, “desde el punto de vista de un desarrollador, una sola ciudad no supone un mercado suficientemente grande; por eso es importante que diferentes ciudades de distintos países o continentes adopten unos estándares comunes, conformando un mercado en el que un desarrollador sí puede comenzar a invertir”.

Las únicas ciudades españolas en este acuerdo internacional, firmado durante la Feria CeBIT de Hannover, son Valencia, Santander, Málaga y Sevilla

En septiembre de 2014, la Comisión Europea lanzó el FIWARE Accelerator Programme, a través del cual destinaba 80 millones de euros a empresas y emprendedores que desarrollaran sus proyecto con la tecnología de FIWARE. Para este ambicioso proyecto, se seleccionó a dieciséis incubadoras de negocio. La primera convocatoria ha demostrado que el programa ha sido un éxito y ha recogido más de 3.200 proyectos presentados, entre los que se seleccionó a los primeros 500.

 

Todas las firmantes 

Valencia, Santander, Málaga, Sevilla, en España; Helsinki, Espoo, Vantaa, Tampere, Oulu y Turku, en Finlandia; Copenhague, Aarhus y Aalborg, en Dinamarca; Bruselas, Gante y Amberes, en Bélgica; las portuguesas Porto, Lisboa, Fundão, Palmela, Penela y Águeda; Milán, Palermo, Lecce, en Italia, y las brasileñas Olinda (Recife), Anapólis (Goiás), Porto Alegre (Rio Grande do Sul), Vitória (Espírito Santo), Colinas de Tocantins (Tocantins) y Taquaritinga (São Paulo), todas ellas son las ciudades comprometidas a adoptar estos estándares.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.