El Clúster de la Edificación impulsa la digitalización del proceso urbanístico

El Clúster de la Edificación impulsa la digitalización del proceso urbanístico

Los promotores puedan conocer desde el principio la viabilidad de sus proyectos

El Ayuntamiento de Madrid será pionero en impulsar la automatización de las licencias urbanísticas para que los promotores puedan conocer desde el principio la viabilidad de sus proyectos reduciendo con ello incertidumbre y costes.

Este proyecto se está apoyando desde el grupo de trabajo “Transformación digital del proceso urbanístico” integrado en el Clúster de la Edificación. Esta transformación es una de las líneas estratégicas en las que trabaja el Área de Gobierno de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, que lidera este grupo de trabajo, del que también forman parte ASPRIMA, el Colegio de Registradores, Catastro, el despacho de abogados Uría Menéndez, Nueva Centralidad del Este y la promotora Vía Ágora, además del propio consistorio.

Además de la Automatización de Licencias, el grupo de trabajo trabaja en distintas líneas que se complementan, como la Coordinación de Plataformas, cuyo principal objetivo es compartir información y datos entre ayuntamiento, catastro y registros, para así evitar disconformidades entre distintas fuentes de datos y facilitar el acceso a la información y a los trámites de todos los ciudadanos, o el proyecto piloto de Nueva Centralidad del Este (futuro distrito tecnológico de Madrid), con el fin de servir de banco de pruebas de los avances para poder escalar la experiencia a otros ámbitos de desarrollo de Madrid.

Este impulso por la innovación del procedimiento urbanístico de Madrid conlleva la creación de un sistema automatizado y digitalizado, basado en la tecnología BIM, gracias al uso de una herramienta de validación temprana de los parámetros urbanísticos de la edificación. “Esta herramienta traducirá, por un lado, estos parámetros a un lenguaje informático y, por otro lado, detectará automáticamente las posibles interferencias entre la normativa urbanística (cargada previamente en el sistema) con un modelo de edificación 3D”, destaca Juan Carlos Álvarez, coordinador del grupo de trabajo y director General de la Edificación del Ayuntamiento de Madrid.

El objetivo de este proyecto es dotar al consistorio de una herramienta web propia, en la que estará cargada la normativa urbanística tanto general, como específica de cada ámbito de ordenación del municipio, y que servirá para que el propio técnico proyectista verifique la viabilidad de su proyecto de forma automatizada y previa a la solicitud de licencia. De esta manera, persigue simplificar y reducir los plazos de la tramitación de licencias, incorporando mecanismos innovadores e incrementando la transparencia del proceso de control municipal.

Aplicación del BIM para la tramitación digital de licencias

La aplicación del BIM para la tramitación digital de las licencias urbanísticas supondrá un gran avance, “pero para llegar a este punto ha sido necesario contar con una fase previa de análisis y experimentación, gracias a sendos acuerdos de colaboración público-privada entre el Ayuntamiento de Madrid y ASPRIMA, mediante los cuales se comprobó la viabilidad de la solución al realizar pruebas con herramientas BIM en proyectos reales”, señala Álvarez.

Confirmada la viabilidad del proyecto, así como todos los beneficios que conlleva para los agentes de la edificación, principalmente para el ciudadano, la Digitalización de los Permisos de Construcción (DBP) permitirá agilizar el proceso urbanístico, dotándolo de una mayor transparencia, flexibilidad y seguridad jurídica, mejorando su trazabilidad y avanzando hacia el principio de la unicidad del dato. “Esta automatización posibilitará eliminar tareas repetitivas, dando espacio a otras labores que aportan valor al proceso, reduciendo plazos de tramitación y avanzando hacia el expediente 100% electrónico”, apunta el director General de la Edificación del Ayuntamiento de Madrid.

Implementación por fases

Desde el Ayuntamiento, con la participación de distintas áreas municipales, se está analizando la implementación de la herramienta por fases, de forma que el desarrollo del proyecto ampliaría paulatinamente su ámbito de actuación en todo el municipio. En una primera fase, se parametrizarán los requisitos esenciales con el fin de automatizar el Informe de Viabilidad Urbanística (IVU) y la Licencia Básica (LB), centrándose en los nuevos desarrollos de la ciudad. En las siguientes, se ampliarían los parámetros urbanísticos automatizados y los restantes ámbitos de ordenación, con el fin último de abarcar la totalidad del municipio.

En estos momentos, el proceso se encuentra en una fase de Consulta Preliminar al Mercado (CPM) acerca de las posibles herramientas que pueden satisfacer las necesidades planteadas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.