El Centro de Ciencias Ómicas consolida su liderazgo en la investigación en metabolómica y proteómica con un nuevo equipamiento de alta resolución

El Centro de Ciencias Ómicas consolida su liderazgo en la investigación en metabolómica y proteómica con un nuevo equipamiento de alta resolución

Es una unidad mixta de la Universitat Rovira i Virgili y del centro tecnológico Eurecat y nodo de la Infraestructura Científica y Técnica Singular OmicsTech

El Centro de Ciencias Ómicas, unidad mixta de la Universitat Rovira i Virgili y del centro tecnológico Eurecat y nodo de la Infraestructura Científica y Técnica Singular OmicsTech, ha incorporado un nuevo espectrómetro de masas de alta resolución esencial para la investigación de metabolómica y proteómica, en los ámbitos de las ciencias de la vida, la biomedicina, la agroalimentación y el medio ambiente.

El espectómetro de masas Orbitrap Eclipse Tribrid de Thermo Scientific ha sido financiado con casi un millón de euros por las ayudas públicas para las Infraestructuras Científicas y Técnicas Singulares por el Ministerio de Ciencia e Innovación y por los Fondos Next Generation de la Unión Europea en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

“El equipo Orbitrap Eclipse Tribrid es muy versátil y, gracias a su alta resolución y sensibilidad, se puede utilizar en una amplia variedad de aplicaciones, incluyendo campos como la proteómica, metabolómica, lipidómica y análisis de glicanos, entre otros”, explica la directora de la Unidad de Ciencias Ómicas de Eurecat en Reus y coordinadora técnica de la Unidad mixta del Centro de Ciencias Ómicas, formada por profesionales de Eurecat y la URV, Núria Canela.

Así, “en el campo de la biomedicina permitirá la identificación y cuantificación de proteínas y metabolitos en bajas concentraciones en muestras biológicas, facilitando la comprensión de las vías metabólicas en diferentes condiciones fisiológicas o patológicas, el descubrimiento de biomarcadores que pueden contribuir al diagnóstico temprano de enfermedades, el seguimiento de la progresión de enfermedades y la personalización de tratamientos médicos. Además, también puede utilizarse en el descubrimiento y desarrollo de fármacos, mediante el análisis de la farmacocinética y la farmacodinamia de compuestos bioactivos”, detalla Núria Canela desde la Unidad mixta del Centro de Ciencias Ómicas.

Por otra parte, el equipamiento tiene aplicación en los ámbitos del medio ambiente y la agroalimentación en los que se puede utilizar para detectar y cuantificar residuos de plaguicidas, contaminantes ambientales y toxinas en alimentos, para garantizar la seguridad alimentaria y el cumplimiento de las regulaciones sanitarias. “A su vez el equipo permite el análisis de contaminantes orgánicos persistentes, compuestos químicos en agua y suelos, así como los estudios de los efectos de los contaminantes en organismos vivos, analizando la biodisponibilidad y el metabolismo de compuestos tóxicos en diferentes especies”, señala Núria Canela.

El nuevo equipamiento de alta resolución combina tres tipos de analizadores de masas y resulta una herramienta esencial en la aplicación de las tecnologías ómicas, especialmente en lo que se refiere a la investigación en metabolómica y proteómica.

Según el director del Área de Biotecnología de Eurecat, Antoni Caimari, “todas estas aplicaciones abrirán nuevas oportunidades para el centro, ya que nos permitirán ampliar nuestra cartera de servicios, potenciar la investigación en metabolómica y proteómica y aumentar la capacidad de procesamiento de muestras”.

Las tecnologías ómicas y su potencial en la medicina y la nutrición personalizadas

La nueva herramienta se suma a las tecnologías punteras del Centro de Ciencias Ómicas (COS), que junto con el Centro Nacional de Análisis Genómico (CNAG) y la Unidad de Proteómica del CRG y UPF forman la ICTS OmicsTech.

El Centro de Ciencias Ómicas ofrece una gama completa de servicios de investigación de biomarcadores en los diferentes ámbitos de la salud, alimentación y medio ambiente, desde el soporte en el diseño de proyectos hasta el análisis e integración de los datos obtenidos en diferentes tecnologías ómicas.

Estas tecnologías ofrecen un gran potencial en los ámbitos de la medicina y la nutrición personalizadas, en los que se utiliza la información genética, biomarcadores moleculares y ómicos, e información sobre el estilo de vida de la persona.

“Estos datos permiten mejorar el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades, seleccionando el tratamiento más adecuado para cada paciente en la medicina personalizada”, señala el director del Área de Biotecnología de Eurecat.

Y en cuanto a la nutrición personalizada, “posibilitan dar unas recomendaciones nutricionales adaptadas al individuo y contribuir así a mejorar la salud y prevenir de forma más efectiva enfermedades derivadas de unos hábitos poco saludables o que son inherentes al envejecimiento”, añade.

En conjunto, las tecnologías ómicas abarcan ámbitos de investigación como la genómica, que estudia los genes y su función; la transcriptómica, que se centra en la expresión de los genes; la proteómica, que analiza los niveles de las proteínas, sus modificaciones e interacciones; o la metabolómica, que investiga los niveles de metabolitos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.