La Universidad de Deusto entrega el “Premio Ada Byron a la Mujer Tecnóloga 2022”

La Universidad de Deusto entrega el “Premio Ada Byron a la Mujer Tecnóloga 2022”

Lourdes Verdes-Montenegro, investigadora y especialista en observaciones radioastronómicas y Julia Guiomar Niso Galán, ingeniera e investigadora que estudia el cerebro humano, ganadoras.

La Universidad de Deusto ha celebrado hoy, día 22 de junio, en el campus de San Sebastián, la entrega de la IX edición del premio Ada Byron a la Mujer Tecnóloga que este año vuelve a contar con dos premiadas: Lourdes Verdes Montenegro en categoría senior y Julia Guiomar Niso en categoría joven. El acto ha contado con la presencia de Eneko Goia, alcalde de San Sebastián; Teresa Laespada (telemáticamente), diputada de Empleo, Inclusión e Igualdad de la Diputación Foral de Bizkaia; Estibaliz Hernáez, viceconsejera de Tecnología, Innovación y Transformación Digital del Gobierno Vasco; Izaskun Landaida, directora de Emakunde; Montse Pardo, directora de Relaciones Institucionales Microsoft Ibérica; y José María Guibert, rector de la Universidad de Deusto.

Lourdes Verdes-Montenegro es doctora en Ciencias Físicas por la Universidad de Granada. Su carrera en investigación está centrada, fundamentalmente, en el estudio multifrecuencia de la evolución de las galaxias, con énfasis especial en observaciones radioastronómicas. En 1998 obtuvo una plaza de Científico Titular del CSIC con el perfil de Medio Interestelar en Galaxias, iniciando dicha línea en el IAA-CSIC (actualmente Centro de Excelencia Severo Ochoa). En 2003 identificó la necesidad de construir y caracterizar una muestra de galaxias aisladas, formando el grupo multidisciplinar AMIGA (Análisis del Medio Interestelar en Galaxias Aisladas), introduciendo una nueva línea de investigación a nivel internacional. En 2011 esta investigadora se involucró en el gran desafío de la radioastronomía: la construcción del Square Kilometre Array (SKA), el mayor radiotelescopio del mundo. Asimismo, el formar parte de un proyecto a escala planetaria, donde coordina la participación científica y tecnológica de España en el SKA, le ha dado la oportunidad única de colaborar en la formación de profesionales en África a la vez que promover vocaciones STEM.

Lourdes Verde-Montenegro tiene claro los objetivos del Premio, ya que"es nuestra obligación, como tecnólogas, hacer honor a la oportunidad que ya vio Ada Byron, usar los ordenadores como herramientas de colaboración, siguiendo los principios de la ciencia abierta." Por ello ha recalcado que "es obligación de las grandes infraestructuras científicas como el Observatorio del SKA, apoyarse en dichos principios para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que no son ni más ni menos que el núcleo de los derechos humanos y del planeta en su conjunto."

Por su parte, la ganadora del premio Ada Byron joven, Julia Guiomar Niso Galán, es licenciada en Ingeniería de Telecomunicación y doctora en Ingeniería Biomédica por la Universidad Politécnica de Madrid. Utiliza la neuroimagen para caracterizar la actividad cerebral en personas sanas y estudiar las alteraciones que se pueden producir en diferentes condiciones neurológicas, como la epilepsia, la enfermedad de Alzheimer, o la ceguera. Su objetivo final es ampliar nuestro conocimiento del cerebro, para conseguir aplicaciones clínicas más precisas que ayuden a mejorar la vida de las personas.

Ha liderado numerosas iniciativas internacionales de ciencia abierta, siendo pionera en la creación de repositorios de datos abiertos para magnetoencefalografía (Open MEG Archives: OMEGA), software abierto para el estudio y análisis de señales cerebrales (Brainlife, Brainstorm, Hermes) y estándares abiertos para organizar y compartir los datos de neuroimagen (BrainImaging Data Structure: BIDS), fomentando la reproducibilidad y transparencia científica. En 2019 fue elegida presidenta del equipo directivo de BIDS, un estándar para organizar los datos cerebrales que está revolucionando la forma en que se hace la neurociencia hoy en día. Su liderazgo y calidad investigadora ha sido reconocida por varios galardones, como el otorgado en 2017 por el AXA ResearchFund y su reciente nombramiento comoAcadémica de Número de la Academia Joven de España. La galardonada con el Premio Ada Byron Joven aboga por “la necesidad de trabajar para conseguir una ciencia abierta, reproducible y colaborativa, que no deje a nadie atrás”.

El Premio Ada Byron cuenta con el patrocinio oro de Microsoft, así como el de Diputación Foral de Bizkaia, Danobatgroup y Emakunde-Instituto Vasco de la Mujer; y la colaboración de Innobasque y Basque Health Cluster.


En esta ocasión, el jurado ha recibido y evaluado 117 candidaturas para el principal premio, dotado con 3.000 euros. Por su parte, para el Premio Ada Byron Joven, dotado con 1.000 euros, se han presentado un total de 37 candidaturas. Todas las candidatas han sido valoradas por la dilatada producción científica, el carácter y experiencia internacional o la vocación por la investigación aplicada destinada a la mejora en la calidad de vida de la sociedad. Asimismo destacamos, especialmente entre las candidatas Ada Joven, el especial protagonismo que están tomando para la difusión científica las plataformas multimedia o las redes sociales.

El Premio Ada Byron busca visibilizar el trabajo femenino en el campo científico y tecnológico, además de incentivar vocaciones en el ámbito de I+D, y trasladar la importancia de la tecnología para el crecimiento económico y como valor de futuro para la sociedad.

Un premio presente en seis países

El premio Ada Byron a la Mujer Tecnóloga fue creado hace nueve años en España por la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Deusto, con el objetivo de fomentar las vocaciones femeninas en el campo de la investigación y el desarrollo tecnológicos, prestigiar la importancia de la tecnología en todos los ámbitos de la vida y para el desarrollo social, así como para dar valor al trabajo y los logros que el desempeño de estas tareas y estudios por parte de las mujeres han aportado a la humanidad.

En las anteriores ediciones, resultaron premiadas: Montserrat Meya, experta en inteligencia artificial y traducción automática; Asunción Gómez, investigadora en las denominadas "tecnologías semánticas"; Nuria Oliver, directora de I+D Telefonica, Regina Llopis Rivas, doctora en Matemáticas Aplicadas a la Inteligencia Artificial por la Universidad de California Berkeley (Estados Unidos); María Ángeles Martín Prats, profesora titular de la Universidad de Sevilla en el departamento de Ingeniería Electrónica; Concepción Alicia Monje Micheret, investigadora en Robótica y profesora titular de la Universidad Carlos III de Madrid; Laura María Lechuga Gómez, Licenciada en Ciencias Químicas y coordinadora de uno de los proyectos europeos para el estudio de la COVID-19, y Elena García Armada, Doctora Ingeniera Industrial, Investigadora Científica del CSIC y Presidenta de Marsi Bionics.

Por su parte, las vencedoras del premio Ada Byron Joven han sido Ana Freire, Ingeniera y Doctora en Informática, Investigadora y docente en la Escuela de Ingeniería de la Universitat Pompeu Fabra (Barcelona); Susana Ladra González, Doctora en Informática y Graduada en Matemáticas, y Jordina Torrents Barrena, Doctora por la Universitat Pompeu Fabra en el campo de la inteligencia artificial

En 2019 la Universidad de Deusto abrió el capítulo de la internacionalización con la entrega del premio en México; en 2020 llegó a Argentina y el año pasado se entregó también en Uruguay y Colombia. La gran novedad de esta edición es que el premio se extiende a Chile, donde se presentará el próximo mes de septiembre. Por lo tanto, este premio estará ya instaurado en seis países. La Universidad de Deusto espera, a medio plazo, ampliarlo a otros países de Europa y Latinoamérica, y a largo plazo otorgar un premio a nivel internacional.

Pie de foto: A la izquierda Lourdes Pérez-Montenegro y a la derecha Julia Guiomar Niso

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.