Perder el tiempo en internet como forma de aprendizaje creativo

Kenneth Goldsmith

Kenneth Goldsmith propone que todas aquellas horas que pasamos “en vano” en internet nos pueden ayudar a despertar nuestra creatividad.

¿Qué pasaría si todas esas horas que pasamos en internet mirando vídeos de gatos, usando las redes sociales y viendo vídeos virales fueran provechosas para desarrollar nuestra creatividad?  Se trata de la propuesta de Kenneth Goldsmith, un controvertido poeta norteamericano que imparte clases en la Universidad de Pensilvania. 

Goldsmith, de origen neoyorquino y escultor d formación, es conocido por su poesía y  polémicas clases en la Universidad de Pensilvania, donde sus asignaturas tienen un éxito abrumador. Pero este neoyorquino es igualmente conocido por su trabajo como editor de la revista PennSound y por haber fundado el Ubuweb, el archivo digital de material de vanguardia más relevante de Internet, que se ha convertido un lugar de referencia para la investigación y la documentación sobre arte contemporáneo. 

 

“La tecnología nos acerca, amplifica nuestras emociones y nuestros cuerpos”

 

Pero ¿qué nos cuenta Goldsmith sobre perder el tiempo en internet?  Todo empezó con “Wasting time on the Internet”, una asginatura que lanzó en la universidad donde imparte clases, en la que proponía que se podía sacar partido sobre todas aquellas horas que las personas “perdíamos” en internet.  Aseguraba que se podía crear una autobiografía usando nuestro perfil de Facebook o escribir una novela corta a través de nuestro feed de Twitter.

Todo ese tiempo que pasamos en frente de la pantalla es valioso y puede ser usado como material de base para la creación de  emotivos trabajos literarios. Si bien los primeros trabajos surgidos de la asignatura no fueron un gran éxito, se fue forjando poco a poco una dinámica en la que sí que parecía que la creación artística iba aflorando a base de dinámicas poco convencionales, como pasarle el portátil al compañero y que accediera de manera aleatoria a nuestros archivos o componiendo y cantando a través de vídeos de Youtube.

 

 

Ahora, Goldsmith acaba de publicar ‘Wasting Time on the Internet’,  un libro en el que recoge su experiencia con la asignatura y en el que sigue profundizando sobre lo beneficioso que puede ser pasar el tiempo en Youtube, creando listas de Spotify o cotilleando perfiles de Facebook. En definitiva, se trata de una propuesta, de conseguir que nuestra vida digital pase a formar parte de una construcción humana, de hacer que todo aquel tiempo que empleamos delante de la pantalla sea productivo, pues seguimos leyendo y escribiendo, simplemente han cambiado los medios. Este último libro es en realidad una profundización de su otra obra “Escritura no-creativa: gestionando el lenguaje en la era digital’, donde el autor defiende que la era digital ofrece nuevos medios para los escritores contemporáneos, ya sea a través de nuevas técnicas como a través de nuevos conceptos, llegando incluso a cuestionar el concepto de originalidad y de autoría. 

 

“Todo ese tiempo que pasamos en frente de la pantalla es valioso y puede ser usado como material de base para la creación de emotivos trabajos literarios”

 

Goldsmith clama que la tecnología nos acerca, amplifica nuestras emociones y nuestros cuerpos, mostrándose contrario al pensamiento más convencional en el que se suele afirmar que la tecnología nos separa y nos hacer perder el tiempo. En su libro, Goldsmith va más allá e intenta conectar este pensamiento con momentos históricos, en lo que aquello más trivial se convirtió en arte desafiando cualquier tipo de convención, como el “Pop Art”.  Resulta que quizás, entre tantas ventanas abiertas en el navegador, vídeos virales o clicks inútiles, algo caiga en nuestro subconsciente, tan reivindicado por los surrealistas en su momento y recuperado ahora por Goldsmith, que considera que os sirve para ahondar en nuevas formas de creatividad. 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.