Análisis de datos del turismo MICE para diseñar una metodología que mida el impacto económico en el destino

Análisis de datos del turismo MICE para diseñar una metodología que mida el impacto económico en el destino

Para la elaboración de la metodología de medición del impacto del evento en el destino se ha contado con la colaboración de cinco destinos: Benidorm, Bilbao, Las Palmas de Gran Canaria, Murcia y Valencia

SEGITTUR ha analizado el modelo de datos vinculado con el turismo de reuniones, incentivos, congresos y exposiciones (MICE, por sus siglas en inglés) con el fin de diseñar una metodología de medición del impacto económico en el destino para su futura integración en la Plataforma Inteligente de Destinos (PID).

La Secretaría de Estado de Turismo, a través de SEGITTUR, ha analizado más de 20 casos de uso de turismo para que la PID dé respuesta a sus necesidades. Es el caso del turismo MICE, que encuentra entre sus retos la falta de datos, lo que dificulta el poder medir el impacto económico, social y medioambiental que tiene el evento en el destino.

Para la elaboración de la metodología de medición del impacto del evento en el destino se ha contado con la colaboración de cinco destinos: Benidorm, Bilbao, Las Palmas de Gran Canaria, Murcia y Valencia.

Indicadores económicos, sociales y medioambientales

El metodología de medición propuesta incluiría 23 indicadores económicos, 12 sociales y 20 medioambientales, vinculados, a su vez, con los venues, empresas, reuniones, restauración, transporte, alojamiento, reciclaje, energía, agua y empleo.

Entre estos indicadores se incluirán, entre otros, datos vinculados con el número de asistentes a reuniones, ocupación hotelera, importe medio por habitación, inversión en reuniones, empleos generados, ingresos por transporte y restauración, satisfacción del destino, consumo energético, agua, tasa de residuos y reciclaje.

Para el diseño de esta metodología se ha tenido en cuenta la ontología del turismo, con lo que se asegura su interoperabilidad y alineado con el caso de uso de ontologías y semántica del turismo.

La metodología de medición propuesta es comprensiva, ya que tiene en cuenta todos los aspectos del impacto del turismo MICE; es fiable, dado que está basado en datos accesibles y actualizados; y útil, ya que proporciona información de interés para la toma de decisiones en los destinos.

Por qué medir es beneficioso para los destinos

Entre los beneficios que aportaría esta metodología cabe destacar la mejora de la comprensión del impacto del turismo MICE en un destino, la mejora de la gestión pública y privada -que ayudará a mejorar la competitividad de los destinos-, o el impulso de la interacción entre los agentes del ecosistema de este tipo de turismo, lo que ayudará a promover el desarrollo del turismo de negocios.

En definitiva, esta metodología permitirá la comprensión, la gestión pública y la interacción entre quienes integran un ecosistema, lo que contribuirá a generar un mayor impacto económico y social para los destinos turísticos españoles.

Asimismo, dentro del proyecto se han analizado casos de buenas prácticas vinculadas con el turismo MICE que ofrecen soluciones efectivas a las problemáticas detectadas. Entre ellas se incluyen el acceso prioritario en el control de acceso, realización de eventos accesibles, acreditación inteligente, reducción de plástico en catering, aportación de legado al destino, cálculo de la huella de carbono, movilidad sostenible, autoabastecimiento energético, aplicación móvil de networking o encuestas digitalizadas a congresistas.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.