La innovación química, imprescindible para impulsar las tecnologías implicadas en la transición hacia Net-Zero

La innovación química, imprescindible para impulsar las tecnologías implicadas en la transición hacia Net-Zero

El futuro bajo en emisiones supone un reto a todos los niveles en el que el apoyo de la innovación química será indispensable para generar soluciones sostenibles

La Plataforma Tecnológica y de Innovación de Química Sostenible SusChem-España, gestionada por la Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique), celebró su Asamblea General anual bajo el lema “Química Sostenible: esencial en la transición hacia Net-Zero” en la que expertos de diferentes áreas de la química han analizado, desde diferentes perspectivas, el papel esencial de la química sostenible en el camino hacia una economía de emisiones netas cero.

Tecnologías como los electrolizadores, las pilas de combustible, la captura, almacenamiento y uso de CO2 u otras como la biotecnología, la inteligencia artificial o los materiales avanzados, la fabricación y las tecnologías de reciclado, son solo algunas de las áreas de desarrollo estratégico en las que la química ya trabaja y que forman parte de la solución a los retos a los que la sociedad se enfrenta en el corto y medio plazo.

La jornada, que transcurrió en tres bloques consecutivos, fue inaugurada por la presidenta de SusChem-España y de la Comisión de Innovación de Feique, Adriana Orejas, quien defendió el papel fundamental que juega la química en una doble vertiente: “no solo por su carácter esencial a la hora de desarrollar nuevas tecnologías, sino también a la hora de aplicar las tecnologías denominadas Net-Zero para descarbonizar sus propios procesos industriales”.

Orejas destacó que, en España, “la apuesta por la I+D+i es un factor estratégico para la industria química, siendo la capacidad innovadora una de sus principales fortalezas competitivas al liderar la inversión industrial en I+D+i (el 26,6% del total de la industria)”. El sector químico genera, además, empleo para el 21,4% del personal investigador que trabaja en empresas industriales y casi el 60% de las compañías del sector son innovadoras, “lo que sitúa a esta industria como sector estratégico, competitivo y con proyección de futuro para afrontar nuevos desafíos y alcanzar el futuro circular y climáticamente neutro”.

La primera mesa de la sesión ha arrancado con un preámbulo de Víctor Cazal, Project Manager de Linknovate, que ha presentado algunas de las tendencias actuales en I+D+i de las que puede beneficiarse el sector químico a la hora de afrontar un reto como Net-Zero.

Tecnologías para llegar a Net-Zero

Acto seguido y, bajo el título “Tecnologías para llegar a Net-Zero”, la mesa redonda moderada por Anne Chloé Devic, coordinadora de Innovación Abierta de SusChem-España, ha estado integrada por expertos de diferentes ámbitos de la innovación química, que han compartido casos de éxito que se están llevando a cabo en sus empresas en áreas como: la Electrificación y Renovables, de la mano de  Iván Albertos, Government Affairs de BASF; la Generación y Almacenamiento de Hidrógeno, por parte de Philippe Méan, Business Developer de H2SITE; la Simbiosis Industrial y Energética que representa el Proyecto SUSTAINEXT, presentado por Aldo Ramirez, PMO Manager de IRIS Technologies; y el Almacenamiento Energético que propone el Proyecto LIFE ReLiGHT, explicado por Alicia Medina de Diego, Especialista de Almacenamiento de Capital Energy.

Todos ellos coincidieron en que la química está contribuyendo a impulsar un cambio de paradigma, tanto productivo como social, en el que la sostenibilidad y la innovación están plenamente integradas y que esto es algo que, si bien ya ha quedado patente en los últimos años a través del desarrollo de proyectos hoy en auge, se hará aún más visible en el corto plazo, a medida que nos acerquemos a 2050.

Oportunidades y necesidades más allá de lo tecnológico

La innovación y la tecnología desempeñarán, como es obvio, un papel determinante en el futuro sostenible. Con el título “Oportunidades y necesidades más allá de lo tecnológico”, la segunda mesa redonda abordó un elemento clave a la hora de llevar a cabo estos nuevos proyectos de manera efectiva: el análisis de las herramientas financieras públicas y privadas disponibles, así como de las oportunidades de inversión emergentes en la industria, en general, y en la química sostenible, en particular.

La mesa, moderada por Eva García, CEO de RTDI, contó con la participación de los expertos en financiación pública Arantzazu Mojarrieta, subdirectora adjunta de la Secretaría General de Mercados de Carbono del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, que ha hablado sobre el Fondo de Innovación, y Nieves González. representante en el Comité de Programa del Clúster 4: Industria del Centro para el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (CDTI), quien ha abordado las oportunidades existentes en el Programa Marco de Investigación e Innovación, Horizonte Europa.

En cuanto a financiación privada, han participado: Natalia Ruiz, Managing Partner de NetZero Ventures, que ha presentado el programa de Corporate Venturing, y Vasileios Kostopoulos, Lending Operations in Spain del Banco Europeo de Inversiones, que ha presentado las oportunidades que ofrece su entidad.

En esta visión más económica, los participantes manifestaron la necesidad de ser más creativos a la hora de financiar proyectos de gran magnitud, en los que hay que identificar y adaptarse muy bien a las necesidades de cada cliente.

Futuros profesionales de la Química: talento para alcanzar el Net-Zero

Como último bloque, la Asamblea SusChem 2023 pusieron el foco en la tercera pata necesaria para alcanzar una economía Net-Zero, que no es otra que los futuros perfiles profesionales que se requerirán en el corto plazo y en las habilidades y conocimientos que demanda el nuevo escenario sostenible en el que la neutralidad carbónica se sitúa en el centro del debate.

Sobre ello mantuvieron un diálogo Adriana Orejas, presidenta de SusChem-España y de la Comisión de Innovación de Feique, y Javier García, presidente de la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (IUPAC), con la moderación de Cristina González, secretaria técnica de SusChem-España. Ambos coincidieron en que la educación, tanto a nivel académico como empresarial, desempeñará un papel crucial para fomentar una mentalidad de sostenibilidad y para dotar a los talentos emergentes de conocimientos específicos y altas capacidades, necesarias para alcanzar los objetivos planteados por Europa para conseguir las emisiones netas cero en el plazo acordado.

En definitiva, el futuro bajo en emisiones supone un reto a todos los niveles: social, económico e industrial y deberá apoyarse en la innovación que la química genera para alcanzar soluciones sostenibles a los desafíos que plantea Net-Zero, pues la química se encuentra en la base de prácticamente todos los avances científicos, tecnológicos e innovadores que permiten el progreso de nuestra sociedad actual. Una innovación que no será posible sin instrumentos de financiación adecuados y sin una apuesta firme por el talento.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.